Fuerteventura te yuda a descubrir un auténtico oasis sobre el Atlántico. Blanca y luminosa, la Isla extiende sus inmensas playas de arena dorada y brillante junto al azul turquesa de unas aguas transparentes que te hacen sentir en el paraíso durante tu estancia en nuestra isla.

Conocida como la Isla Tranquila, Fuerteventura es la segunda en extensión del Archipiélago y ofrece paisajes muy singulares de los que podrás disfrutar en cualquier día del año. Uno de ellos es la mítica Montana Tindaya, a quienes los aborígenes atribuían propiedades mágicas y que hoy conserva importantes vestigios de aquellos pobladores, o sus llanuras onduladas. Estos paisajes proporcionarán un respiro durante tus vacaciones en Fuerteventura, no lo dudes.

Cada mes de Julio la isla acoge en sus playas cristalinas los Campeonatos Mundiales de velocidad y “Gran Slalom” de Windsurf, que tienen lugar en la Playa de Sotavento (a 4 Km de Costa Calma, en el sur de la isla). Si eres un amante del surf, windsurf o buceo, aprovecha la ocasión para pasar unos días en Fuerteventura, un lugar que te proporcionarán una visión privilegiada de estos acontecimientos.

Pequeños pueblos costeros llenos de sabor y tradición te mostrarán su arquitectura más típica junto a iglesias, ermitas, castillos y una red de museos que te acompañarán durante tu vida en Fuerteventura. Entre las atracciones que invitan al turista a descubrir su cultura, se encuentran el Museo de Betancuria, de Arqueología y Etnografía, o el pueblecito de Tefía, las playas mas salvajes, las Salinas del Carmen, la Isla de Lobos y muchos lugares más donde perder el estres de la vida diaria.

Fuerteventura ofrece los mejores hoteles de costa para familias, dotados de todos los servicios y ubicados en animados núcleos turísticos donde encontrarás divertidos parques temáticos, y muy cerca de ellos exclusivos campos de golf.

La Isla de Fuerteventura, con 13 espacios naturales protegidos, realza su exotismo con palmeras y tarajales y la apreciada aloe vera. Sus kilómetros y kilómetros de playas arenosas y sus doradas dunas hacen de Fuerteventura un refugio donde pasar momentos de autentico relax.

Contáctenos