Cannabis medicinal: Uso terapéutico y uso compasivo

Las dos caras de un misma moneda

Cuando hablamos de uso medicinal del cannabis, y con el rumbo que están tomando las cosas, parece lógico que dediquemos un artículo a dos conceptos tan próximos y a la vez tan diferenciados como son uso terapéutico y uso compasivo.

Diferencias entre uso terapéutico y uso compasivo del cannabis

La diferencia principal entre uso terapéutico y uso compasivo la encontramos en el contexto en el que utilicemos el cannabis para beneficiarnos de sus propiedades medicinales.

A grosso modo, podemos definir como uso terapéutico de cannabis aquel que se realiza bajo prescripción médica para patologías con indicaciones aceptadas y demostradas, y con productos homologados, ya sean éstos marihuana certificada como medicinal, extractos estandarizados, cápsulas con thc o derivados del mismo, siempre y cuando estén fabricados u obtenidos bajo control.

Uso compasivo

El uso compasivo, aunque en la jerga médica se relacione normalmente con enfermedades terminales, en este caso se aplica a la utilización por pacientes que, o bien sufren de enfermedades para las cuales el cannabis todavía no ha demostrado su efectividad de forma rigurosa (lo que no significa que no sea efectivo), o bien utilizan productos no estandarizados (cannabis de autocultivo, principalmente).

Parece lógico, por lo tanto, que cuando utilicemos la expresión uso terapéutico nos refiramos al que se realiza en hospitales o, en su defecto, en lugar privado bajo prescripción médica. Eluso compasivo, sin embargo, no necesita de una supervisión médica, pues es el propio paciente el que controla la evolución de la sintomatología, adaptando ésta al uso de cannabis con fines medicinales.

Estos pacientes encuentran un buen apoyo en los clubes de usuarios de cannabis, en los que existen cultivadores experimentados que pueden fácilmente aconsejar sobre uno u otro tipo de variedades, así como iniciar a los pacientes en el gratificante mundo del autocultivo.

Uso terapéutico

Los productos derivados del cannabis que actualmente se consideran de uso terapéutico son, entre otros, las cápsulas de thc de la empresa THC-Pharm, Dronabinol; la marihuana conocida con el nombre de Bedrocan, de origen holandés, y el espray sublingual de thc y cbd de fabricación inglesa, el Sativex®.

Si por un lado el uso terapéutico de cannabis presenta varias limitaciones para su aplicación adecuada, el uso compasivo, por su parte, se presenta como una opción menos limitada, ya que no precisa que el producto sea estandarizado. De esta forma, el abanico de enfermedades para las cuales podemos aplicar este concepto es mucho mayor que en el caso del uso terapéutico, y los pacientes no necesitan obligatoriamente el seguimiento de un profesional sanitario, aunque esto último sería más conveniente.

Cuando hablo de profesionales sanitarios no sólo me refiero a médicos, sino también a enfermeros y a farmacéuticos, siempre y cuando en los tres grupos se tengan conocimientos actualizados sobre el tema. No recuerdo haber recibido formación sobre el uso terapéutico del cannabis en la facultad de medicina, aunque, por lógica, las cosas seguro que ya deben de haber cambiado.

Como hemos comentado, los clubes de usuarios son la mejor opción para los pacientes cuyas enfermedades no tienen indicación formal para la utilización de cannabis y derivados pero que encuentran en este producto alivio para sus síntomas.

Alternativas para el avance en el uso medicinal

La recopilación de datos estadísticos por parte de estos clubes sería, sin duda, una forma efectiva de acelerar el proceso de normalización del uso terapéutico de cannabis para otras enfermedades y con un mayor número de productos que aquellos que actualmente se utilizan y que son claramente insuficientes, tanto en número como en variedad de composición de principios activos.

Ahora bien, muchos clubes de usuarios tienen dificultades en establecer la diferencia entre utilizadores lúdicos y utilizadores para uso compasivo, y sería interesante que hubiera unas directrices dentro de estos clubes para que más tarde no existan errores de interpretación.

Son precisamente estos errores de interpretación que los prohibicionistas utilizan para reforzar la idea de que el concepto de cannabis medicinal es sólo una excusa para que los usuarios lúdicos puedan justificar sus consumos. Claro está que la idea de que “el porro terapéutico no existe” ha sido desmontada por la evidencia científica a lo largo de los años, aunque exceptuando Holanda (Bedrocan), el resto de los países europeos parecen dejarse llevar por las normas del mercado, lo que atrasa todavía más el acceso de productos estandarizados a los pacientes.

Por lo tanto, si los clubes de consumidores pudieran tener el apoyo de un profesional sanitario, al menos para evaluar los casos de forma inicial, los tales errores de interpretación tendrían sus bases más inestables, y se evitaría así que la sociedad confundiera uso lúdico y uso medicinal (englobando este último tanto el uso terapéutico como el compasivo).

La necesidad de un cambio

Una y otra vez nos encontramos frente al mismo paradigma. Cuando las drogas eran legales (porque todas lo fueron), los problemas asociados a su uso eran limitados, y su aplicación medicinal se encontraba en pleno apogeo. Cuando comenzó la prohibición de la marihuana, a la que se siguieron el resto, el ser humano dejó de tener a su libre disposición una fuente natural de alivio para sus dolencias. Todos los que deseamos que las drogas vuelvan a ser consideradas como medicamentos (que al fin y al cabo no son más que eso), nos enfrentamos diariamente a la compleja estructura de desinformación creada a lo largo de los años por la máquina prohibicionista.

En mi humilde opinión, el espinoso asunto del uso medicinal del cannabis representa el talón de Aquiles de esta ambiciosa máquina prohibicionista. Es de vital importancia mantener la cabeza fría y el espíritu activo. La prohibición de las plantas medicinales no es más que otra estrategia para controlar a los individuos, intentando imponer de forma irracional directrices de consumismo pseudoprotector, cuando en realidad sólo busca el beneficio económico. Este plano de control resulta tan ridículo y al mismo tiempo tan obscuro, que la máquina prohibicionista no se ha dado cuenta de que con esta actitud ganó en momentos millones de nuevos enemigos, entre herbolarios, pequeñas empresas, familiares que subsisten gracias a las plantas medicinales, etc.

FUENTE: www.sensiseeds.com

PROD1935_1935XL1

Otro milagro DANCEHALL #22

Despues del milagro sobre el cancer de Fabrizio, os envío el testimonio de uno de nuestros socios que ha estado tomando CBD procedente de plantas DANCEHALL #22.
Creo que no haya mejor manera de agradeceros el trabajo que estais haciendo que no sean las palabras de Ian.
Ian ha estado tomando BHO de  DANCEHALL #22, 1g diluido en 99g de mantequilla.
Con este preparado, ha consumido unas “banales” tostadas con mantequilla, tres veces al día.
El preparado le ha durado cinco días, con lo cual podemos decir que ha estado consumiendo 66mg de BHO de  DANCEHALL #22 tres veces al día, por un total de 200mg/día.
No sabemos exactamente que ha pasado en las dos semanas de tratamiento, pero lo de abajo es lo que nos ha escrito.
Espero podais entenderlo bien a pesar de ser en Inglés.

 

Hi Lorenzo
I got a copy of my PET scan today. To remind you where I was with this
The numbers shown are the strength of the cancer cells
1 – 3 require urgent attention
4 – 6 Dangerous require medical intervention (chemo, radio, surgery or bone marrow transplant)
7 – 9.9 Critical
14/02/2014         Diagnosed Stage 3 Hodgkin’s Lymphoma
06/03/2014         First PET Scan Multi sites ranging from 3.5 to 7.2 lymph node system
6 tumours in Liver 3.5
Progressed to Stage 4 Hodgkin’s
14/03/2014         Commenced chemo
06/05/2014         Second PET  Neck reduced to 5.5 but Tonsil now cancer at 5.2 (caused by chemo)
14/08/2014         Chemo ended
25/09/2014         Third PET Neck at 5.9 Tonsil at 7.3
17/11/2014         Commenced radiotherapy to neck
12/12/2014         End radiotherapy
12/03/2015         Fourth PET Neck at 2.7 Tonsil at 5.0
Okay so you see the picture before I went to the island, basically the chemo cleared all areas below the neck but caused cancer to the Tonsil, radiotherapy only worked to a small degree but managed to keep the Lymphoma at bay.
28/05/2015         Fifth PET – Body Clear, Neck clear however Tonsil at 7.1
Lorenzo for the first time in 15 months I am showing clear of Lymphoma. The Tonsil is a completely different issue and will be removed asap. The was absolutely no medical procedure between the 12/03/15 and 28/05/15 no chemo no RD no surgical intervention all that happened was you. Can we absolutely say that what you done worked ? no we can’t Can we definitely say that the Dancehall helped, we can’t but I think we both know that something happened. You should be very proud of what you have done here. I can not thank you enough for the time and energy you placed into helping me.
We are flying back for two weeks from 2/09/15 and if its possible I would like to try more of the Dancehall. It is my belief that this will contain the Lymphoma and if possible I would like to double what I absorbed the last time I was over. I want to thank you but I can not find any suitable words to express this. Can you also pass on the information to the person that grows this strain, they need to know that they have helped save a life just like you have.
 
Regards
Ian
 
Eso es, en su sencillez, el milagro  DANCEHALL #22
Espero veros pronto para poderos decir, a nombre de todos nuestros socios,
lo grande que es vuestro trabajo.

footer-logo

oidio

¿Que es el oídio y cómo reconocerlo?

Ponte en situación. Un día como otro cualquiera vas a la sala de cultivo a ver tus plantas. Tienes la mezcla de riego preparada y las luces a punto de encenderse. Entonces es cuando notas algo raro. Se activan los focos y lo primero que observas a simple vista es que los cogollos, a los que les quedaban muy poco para ser cosechados, tienen una explosión extraña de “tricomas”. Todo se ha vuelto blanquecino: los tricomas maduros parecen decolorados por el blanco. Te fijas bien y es cuando ves que se trata de una capa de “polvo grisáceo” lo que cubre las hojas y cogollos como nieve fina. Lo siento, amigo, no es la Navidad… Es el oídio.

Esta historia le ocurrió a un cultivador cercano. Ante tal hecho, acudimos a la llamada y pudimos poner a prueba una metodología de emergencia. Como siempre, muchas gracias a todos los compañeros que colaboraron tanto con sus ideas como con sus manos. El método en cuestión en el que trabajaremos en este número está completamente inspirado en Jorge Cervantes. El gran maestro del cultivo, en su vertiente 3.0 colgaba en su canal de YouTube un vídeo en el cual se le veía trabajando en la limpieza de unos cogollos recién cosechados. Aunque él lo que intentaba limpiar era el mildiu, al tratarse de un hongo relativamente parecido y usando en muchas ocasiones los mismo productos para su prevención y ataque, pensamos que también sería valido para el caso de oídio al que nos enfrentábamos.

¿Que es el oídio y cómo reconocerlo?

El oídio, como os comentábamos, es un hongo… parasitario, además. Aparece como algo inofensivo que se expande rápidamente y provoca el marchitamiento de las plantas hasta su muerte. Este hongo afecta a un gran número de plantas. Si te fijas en las plantas urbanas de tu barrio, es muy probable que puedas encontrarlo.Esas macetas urbanas de exterior, en muchos casos con poco o ningún cuidado, son un focode propagación de la plaga. El oídio suele aparecer cuando las plantas reciben poca luz, lo cual provocará que tengan temperaturas más frías y sea más sencilla la retención de humedades.

Uno de los problemas del oídio es que cuando uno ve los primeros síntomas, en realidad la planta ya lleva bastante tiempo con la infección a cuestas. El oídio puede identificarse con buen ojo clínico a tiempo. Identificarlo ya en su fase visible es relativamente tarde. En su fase visible al ojo humano, se puede observar como en la parte superior de las hojas empiezan a formarse pequeñas manchas blanquecinas como si fuese polvo o ceniza. En los casos de plantas de marihuana en crecimiento, es más sencillo identificarlo (así como prevenirlo y atacarlo), pero cuando tienes las matas en floración avanzada llenas de tricomas, la cosa cambia. El ojo humano no deja de ser humano, por lo tanto, imperfecto. No deberemos confundir la explosión de tricomas por los cogollos y hojas cercanas a estos, con las motas de polvillo blanco que identifican al oídio. En este caso, hay que acercarse un poco más y enfocar bien la vista: podremos ver que los tricomas, por muy pequeños y finos que sean, siempre crecen de uno en uno hacia arriba y que el polvo de las esporas del oídio no, sino que tiende a expandirse en horizontal, como si lo cubriese todo a su paso. Pasando un dedo levemente por encima, podrás comprobar como este mantillo blanquecino se comporta como polvo y no como tricomas pegajosos.

Es importante identificar el oídio a tiempo, pues su consumo no es nada recomendable (ni para ti ni para la planta). Fumar marihuana con oídio puede pasar hasta desapercibido, aunque se corren riesgos de padecer alergias, irritaciones en el sistema respiratorio, incluso un edema en el pulmón si se consume a largo plazo. Podemos estar fumando oídio sin saberlo, ya no se trata de saber o no saber identificarlo, puede que ni se vea y, como decíamos, está ahí. 

FUENTE: www.canamo.net